CUP, USD, MLC... ¿De qué estamos hablando?

Cuba

Miseria en Cuba

La economía cubana está peor cada día. No soy economista, pero a diferencia de "nuestra primera dama", sé darme cuenta del descaro y no creo nada de lo que dice el régimen y sus medios. Ella dice que por ser revolucionaria confía. Yo trato de ser objetiva, y como tal, razono.

La cúpula plantea en sus intervenciones que se necesita de "divisas frescas" para poder echar pa' lante al país y con esa "muela" nos tienen dormidos. Al parecer lo único que sí crecen son sus bolsillos mientras el pueblo está cada día más paupérrimo.

Aquí los gobernantes sólo piensan en lucrar a costa de los que reciben remesas, cogen los dólares frescos y dan papel sanitario a cambio porque eso es lo que representa nuestra moneda: un papel que no sirve fuera del territorio nacional y al que han devaluado totalmente.

Pagar 120 CUP por cada USD es una burla a nuestra moneda, es una burla al trabajador ya que ahora para poder comprarlos hay que hacer colas kilométricas y madrugar o pagarlo por la izquierda a más de 160 CUP. Al final con los USD no se puede comprar nada porque las tiendas sólo aceptan moneda virtual (MLC), es el colmo de la desfachatez y la burocracia. Realmente lo único que podemos esperar es más miseria.

¿Beneficios para el pueblo? Ninguno. Por más análisis y discursos que hagan no existe ninguna mejoría. Yo prefiero llamarle estafa: el estado cubano ha estafado al pueblo a través de las medidas tomadas, supuestamente, para el beneficio común.

Es la triste realidad que vivimos, no podemos confiar en el gobierno porque nos roban el dinero en nuestra cara a través de las medidas dictadas, diciendo que es por un bien común. Encima de eso con los dólares no podemos comprar nada legalmente en este país, porque hay que convertirlos en MLC, y no hay forma legal de hacerlo actualmente. Hablando a lo cubano: ¡somos los guanajos vendidos en la feria!

La dictadura tiene que caer, es una necesidad fuera de cualquier discusión, porque esta pesadumbre y desilusión con que se vive no se puede aguantar más. Este desengaño y estas ganas de que todo pase pronto no es vida. Vemos cómo pasa el tiempo y nada cambia. Se quiere lo que otros tienen en otros lugares. Tener sueños y metas por cumplir pero a la vez saber que aquí no lo puedes lograr solamente provoca impotencia, malestar, desgaste físico y mental.

No sé a ustedes que me leen, pero a mí Cuba me tiene hasta los ovarios!